10 comentarios


  1. Negativa: mi libertad termina donde empieza la libertad de los demás. Para conseguir el máximo de libertad negativa, he de ser un tirano.

    Positiva: mi libertad se potencia con la libertad de los demás. Para conseguir el máximo de libertad positiva, he de vivir en un entorno libertario.

    Saludo!!

    (Por cierto, me molan los cambios en tu blog ;))

    Responder

  2. Gracias!
    No me refería tanto a eso, pienso que conseguir un máximo no era la cuestión a matizar. Cuando pensaba en libertad negativa, pensaba sí, lo primero que dijiste, pero no lo segundo, para conseguir el máximo de libertad negativa más bien hace falta desprenderse de todo, y para el máximo de libertad positiva hace falta abundancia. No iba tanto de la relación con los demás, sino más bien de la comparativa con arte marcial interno y externo, ambos forman un todo. En mi comentario del libro La Agonía del Eros matizo un poco esos aspectos en relación con el amor.

    Responder

  3. Creo que le estamos dando significados diferentes a positivo y negativo.

    La primera la considero negativa porque la libertad de uno niega libertad a otro.
    La segunda, positiva porque la libertad de uno afirma la libertad de otro.

    Conceptualmente, al final libertad es lo que es, al margen de lo que pensemos de ella 🙂

    Confienso que desprenderse solo lo entiendo como “libre de”, pero no “libre para” .

    De acuerdo con lo de la abundancia.

    Responder

  4. Sí, y yo de acuerdo con lo que afirmas tú y lo que habías entendido, no es lo mismo, porque entonces hablaría más bien de la dicotomía libertad-opresión, que no era a lo que venía a parar, venía a referirme a las libertades personales, la interna (llamala paz interior, que califico de negativa ya que tira más de no necesitar tanto) y la externa (llámala abundancia, ventajas, etc., positiva ya que equivale a la riqueza). Pero se complementan, según esto, podría haber también dos tipos de opresión, la psicológica (que es irónicamente positiva) y la represión terrenal (negativa).

    Responder

  5. De acuerdo, entonces. Dos tipos de libertad en relación a las posesiones. Combinándolas en relación a los otros, habría cuatro tipos. Supongo que en estos cuatro había muchos subtipos.

    Responder

  6. Pos yo pensaba que en ambos casos estás hablando de poder y de la unión de este con la libertad, prerrogativa básica. Pero al responderle a Gustavo he visto que lo tienes perfectamente claro 🙂

    La libertad en negativo no puede dar como resultado tiranía, es justo al contrario, eso sólo lo puede hacer la libertad positiva (que no merece tal nombre porque nos inutiliza el concepto).

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *