6 comentarios

  1. Marc

    Fua, un traiecto andando de 10 minutos se me han pasado 40 analizando situaciones pasadas que gestione desde en querer entender. Muy buen escrito, te animo a que sigas así. Un abrazo

    Responder

    • Gracias! Me alegro de que te haya gustado! Aunque precisamente este texto contiene un error de razonamiento por el cual ya he sido con razón criticado. Lo realmente importante creo que es la conclusión y algunos puntos intermedios, más que el razonamiento que me lleva a unirlos que es un poco falaz, no puedo generalizar a partir de dos ejemplos, y tampoco todas las formas de pensar son hackeables, creo que me he pasado prometiéndome las maravillas de “El arte de entender”. De hecho yo no podría afirmar que soy musulmán, porque no me sé sus códigos, y aparte, el valor de “engañar” a diestro y siniestro es cuestionable también. Pero si se quitan algunas exageraciones, creo que se puede destilar un núcleo práctico de la cosa.

      Responder

  2. Sí señor. Qué importante es diferenciar entre discusiones productivas y batallas dialécticas. Qué diferente e interesante se hace la conversación cuando uno está pendiente de lo que el otro quiere expresar como buenamente puede y de buscar herramientas para comunicarse en lugar de sacarles brillo sin más a las que hay a mano.

    En fin, me ayudas también a entender por qué a la gente le da pereza comentar mis posts aunque les gusten 😀

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *